viernes, 25 de noviembre de 2016

Bucattini con salsa ricotta



Otra receta de mi plato preferido: la pasta.
La pasta con su gran variedad de tipos y de salsas posibles da para hacer muchos platos, prácticamente diferentes y con sabores  muy variados.
Hoy utilizaré una pasta que nunca había utilizado y que el otro día encontré en una tienda de productos italianos de Barcelona.
Se trata de los bucattini, es una pasta larga como los espaguetis, pero más gruesa y agujereada en el centro, lo cual permite que la salsa llene esos espacios y realce el sabor. Si no los encuentran pueden utilizar otra pasta larga o incluso macarrones.
Uno de los ingredientes de la receta es el queso ricotta, que seguramente ya conocerán o habrán oído hablar de él. Se trata de un queso fresco que se obtiene a partir del suero que queda al hacer los quesos. Se vuelve a acidificar, se calienta y al cuajar los restos de albumina se obtiene este queso fresco.
En Cataluña lo conocemos como recuit o mató y fuera es el conocido requesón. No es el queso fresco tipo Burgos o Villalón. El original se obtiene a partir de leche de oveja aunque se encuentra, fuera de Italia, elaborado con leche de vaca. Se utiliza mucho en la cocina italiana, como el mascarpone, para pastelería, pero también en recetas saladas como la de hoy.
Verán que es una receta sencilla, pero muy sabrosa. Al final he sustituido el típico parmesano rallado por pecorino romano rallado. Otro queso italiano delicioso que se obtiene a partir de leche de oveja. Por eso se llama pecorino ya que procede de la pecora, en italiano oveja.
Disfrútenla y como siempre, cuiden su alimentación.

INGREDIENTES:
Para 4 personas
- 320 gr de bucattini
- 250 gr de carne molida, mezcla de cerdo y ternera
- 300 gr de passata (O una buena salsa de tomate)
- 150 gr de ricotta
- ½ cucharilla de orégano
- ½ cucharilla de albahaca
- 1 cubito de caldo de pollo
- Queso rallado pecorino romano
- Sal, pimienta, aceite de oliva virgen extra.

PREPARACIÓN:

Ponemos a hervir una olla con abundante agua, sal y el cubito de caldo. Cuando arranque el hervor añadimos la pasta y dejamos hacer hasta el punto deseado. Removemos de vez en cuando para que no se pegue la pasta.
Mientras se hace la pasta vamos preparando la salsa. En una sartén alta ponemos un chorro de aceite y añadimos la carne, iremos haciéndola sin que nos quede muy hecha.
Añadimos la passata o la salsa de tomate, la ricotta y las hierbas.
Dejamos hacer hasta que esté al punto deseado, no ha de quedar muy seca. Salpimentamos.
Una vez la pasta está al punto deseado, la escurrimos guardando un cucharón del agua de cocción y la añadimos a la sartén con la salsa, mezclamos bien y si hiciera falta podemos añadir un poco de agua para que no quede muy seco el conjunto.
Retiramos del fuego y servimos caliente con un poco de queso rallado por encima. Pecorino romano o parmesano

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Rodaballo al horno 4ª ANIVERSARIO

Hoy es el 4º aniversario de este blog que lleva una temporada bastante descuidado, siempre me digo de cuidarlo más, pero la vida a ve...