miércoles, 9 de marzo de 2016

Chuletas de cerdo ibérico en salsa de sidra y mostaza



Cuando voy a comprar al Carrefour, justo antes de las cajas hay un aparador con productos que están a punto de caducar y que ofrecen al 50%, siempre con el aviso de “para hacer en el día o congelar”. A veces hay cosas interesantes y de vez en cuando compro algunas, las suelo congelar y utilizar en poco tiempo.
Esto me pasó con estas chuletas de cerdo ibérico que tenían, las compré, las congelé y empecé a buscar recetas.
Encontré una de chuletas en salsa de Chablis en la web de Cocina y Vino, una revista gastronómica venezolana, pero estaba muy mal explicada y pasé de ella.
Encontré otra en la siempre fiable web de El comidista y esa es la que he hecho, la receta era para presa de cerdo, pero ya decía que servía para lomo y chuletas, así que la copié y me puse manos a la obra. Además me permitía dar un buen uso a una botella de sidra buena, Zapiain, que tenía pendiente de empezar.
La receta es muy simple y como todas esas recetas, el éxito está en el uso de materiales de calidad, por eso, si la hacen, usen buenos productos, buenas chuletas, buena sidra (natural, no gasificada) y buena mostaza. Respecto a esta última en la receta usaban mostaza de Dijon, siempre la he encontrado un poco fuerte y prefiero utilizar la mostaza tipo americana, más suave, pero sin perder el sabor. Utilizo la marca Heinz.
Poco más a añadir, si no es la recomendación habitual: vigilen su alimentación.

domingo, 6 de marzo de 2016

Pasta con verduras y langostinos



Ya hace tiempo descubrí que se pueden hacer platos de pasta sin tener que utilizar salsa de tomate y así tengo hechas varias recetas, como aquí y aquí. Cuando hice la receta de la trucha al horno con verduras pensé que esa combinación de verduras iría bien con la pasta y para dar más sabor se podría añadir unos langostinos. Así nació el plato que hoy les presento.
Es un plato sencillo, pero con una combinación de sabores que lo hace muy bueno. Utilicé unos langostinos hervidos congelados de la marca de la sirenita que son muy buenos, naturalmente lo pueden hacer con langostinos frescos. La cebolla utilizada es del tipo dulce para que no quede un sabor muy fuerte, utilicé las llamadas cebollas Dulces de la Fuente, una variedad típica de Fuentes de Ebro y que cuenta con la protección DOP. Si no encuentran las originales existen otras del mismo tipo, pero de origen diferente.
La receta funciona bien con pasta larga tipo espagueti, tallarines, linguini, bavette, parpadelle o bucatini.
Háganla y comprobaran que no les decepciona. Recuerden lo de siempre. Vigilen su alimentación, coman variado y sano.

Rodaballo al horno 4ª ANIVERSARIO

Hoy es el 4º aniversario de este blog que lleva una temporada bastante descuidado, siempre me digo de cuidarlo más, pero la vida a ve...